SEARCH

Y se hizo la luz…

Y se hizo la luz…

Ing. Ind. Carlos Torres Pereda

Justo en el artículo pasado planteé tres ópticas para abordar el confort; una de ellas, el primero, se refiere al confort visual y hay muchos aspectos que tratar pero el que mayor impacto tiene en la arquitectura es la disponibilidad de luz natural. Nuestras vidas están rodeadas de luz natural, regula nuestro ciclo de sueño, nuestros ciclos hormonales y niveles de serotonina. Antes de la electricidad, la luz natural determinaba nuestro horario de trabajo. A partir de la invención de la lámpara incandescente en 1880, la luz natural se convirtió en un acento y el arte y la ciencia de la iluminación natural fueron desaprovechados.

Pero, ¿por qué la luz natural es tan importante en el diseño arquitectónico?

La luz natural es perfecta! Es nuestro estándar de referencia. La luz natural a diferencia de la artificial contiene en su espectro todos los colores del arcoiris que van desde el infrarrojo hasta el ultravioleta, ningún foco o lámpara puede reproducir con la misma precisión todas las longitudes de onda que contiene la Luz Natural. Estamos adaptados antropológicamente a la luz diurna, la retina del ojo contiene dos tipos de sensores los cuales le mandan señal al cerebro indicándole cuándo es de día y cuándo es de noche, permitiéndole así a nuestro cuerpo regular parte del sistema endocrino y nuestro ritmo circadiano.

Para entender la importancia del ritmo circadiano, pensemos en los efectos negativos de la alteración del mismo, pensemos en un salón de clases donde los estudiantes están todas las mañanas durante 5 horas o más en un aula con iluminación artificial tradicional. La producción de melatonina que se genera para regular el sueño estaría volviéndose a producir, literalmente poniendo los cerebros de los estudiantes otra vez a dormir . Alrededor de las diez de la mañana se produce el nivel más alto de alerta, por lo que ese efecto en los alumnos se vería disminuido. Estos solo son algunos efectos que podrían reflejarse directamente en el aprendizaje. Por lo que no es de extrañarse que en escuelas en las que se han implementado sistemas de iluminación natural en las aulas en el estado de California en Estados Unidos han observado 20% Mejor calificación en pruebas de matemáticas, 26% mejor calificación en pruebas de lectura y se han reducido los incidentes de agresión, disrupciones y comportamiento destructivo así como la reducción de la miopía en los niños.

El uso de luz natural en la arquitectura tiene un impacto enorme en el desempeño de las personas, ya sea un estudiante en la escuela, un comprador en el supermercado, un contador en la oficina o una familia en su casa. Dejemos de ver la luz natural como el acto arbitrario de proyectar ventanas y tragaluces en lugares aleatorios a convertirse en una disciplina de ingeniería en la cual se establecen objetivos de iluminación claros, se hace una selección de tecnología adecuada, se simula en software especializado y se miden resultados.

Comparte:

You May Also Like

Leave a Reply