SEARCH

VANGUARDIA

VANGUARDIA

Arq. Pablo Balderas Zamora

Estoy dedicado a la creación de arquitectura, diseño industrial y diseño de iluminación arquitectónica desde hace 25 años en la ciudad de Puebla. Esta ciudad que ha logrado ser la tercera o cuarta más importante de la República Mexicana, económica y socialmente hablando y que cuenta con una carga cultural aún más importante, esto sin dejar de mencionar el apego a su conservadurismo ancestral.

Para mí no ha sido fácil lidiar con preceptos como lo anteriormente señalado ni para algunos de nosotros que creemos en la invención diaria de la vida moderna. Mis convicciones y compromisos del pensamiento arquitectónico y cultural inician desde mi instrucción y formación profesional donde al verme inmerso en este árido desierto de información e imitación donde mis docentes pretendían incubar en nuestros cerebros la tan trillada “mexicanidad” la falsa identidad de ranchito …Los arquitos … las tejitas … o peor aún, los golpes de pecho que nos dábamos creyendo que Luis Barragán era nuestro gurú arquitectónico…. ¡la luz a seguir …! ¡La verdad absoluta! La neta total. Y que muchos de mis colegas siguen actualmente imitando al mecías de la arquitectura mexicana.

Con esto no menosprecio el trabajo de Barragán, sin duda ha sido un precedente importante en nuestro que hacer, más adelante conocí a fondo su trabajo sin demás apasionante. Tlacotalpan Veracruz lo marcó en la percepción del color y que decir de las antiguas haciendas hidalguenses o jaliscienses que significarían su manantial de formas. Más tarde haría un estudio relacionado al manejo de la luz diurna arquitectónica que sin lugar a dudas es “magistral” la sensibilidad para manejar la luz destacó su trabajo de cualquiera. Sin embargo, así como Barragán y otras eminencias arquitectónicas mexicanas que están debajo y atrás de nosotros; estos próceres deberían ser generadores de pasiones, de ideas, de inspiración, no letras de cambio o cheques al portador para mentes inertes.

“Creo un en una modernidad aún más moderna que la que conocieron nuestros abuelos en la cual la materia ha perdido su presunta solidez y se ha convertido en partículas invisibles y lucha de fuerzas” Octavio Paz.

“La abstracción ha cambiado totalmente nuestra percepción del mundo, ofreciendo el reto de inventar nuevas expresiones para una cotidianidad basada en cánones mutantes, transparentes y figurativos para dar paso a lecturas múltiples y simultáneas” Tom  Mayne.

Con esta parte anterior y aunado a una plática muy “pasional” arquitectónicamente hablando que tuve con Wolf Prix hace algunos años, llegamos a la conclusión de que la vanguardia no es imitar tendencias ni credos de otros lugares o “personas”.

La vanguardia está en la experimentación, en la crítica, en la búsqueda de nuevos lenguajes y todo esto tendrá que vaciarse en el molde de la tecnología. Sin tecnología la vanguardia se torna divisible, tal vez hasta inútil.

Si esto lo llevamos al terreno de nuestras ciudades, de nuestro lugar de trabajo, la experimentación con materiales es interminable y enriquecedora. Los procesos constructivos nuevos y la aplicación de nuevas tecnologías en diferentes campos del que hacer arquitectónico nos llevará a un lenguaje moderno, abierto y propio.

Creo indiscutiblemente en la utilización de las normas LEED en la elaboración de nuestros proyectos, conceptos que ya se están aplicando y que de manera infalible es vanguardia, lo anterior de alguna manera nos introduce a la irremediable globalización, no podemos cerrar nuestros ojos ante esta realidad.

Todo esto nos llevará a comprender nuestra “mexicanidad” por sus matices: Las calidades de la luz, las muy particulares condiciones atmosféricas, las posibilidades y limitaciones tecnológicas y económicas y por último, la singular cosmovisión y rica cultura estética de nuestra gente.

Con el diseño como punto de partida, con la visión de ver siempre hacia adelante, y con la confianza de que el futuro será mejor, he tomado mi más ferviente compromiso: trato de evadir la apatía, la incredulidad, la inmovilidad y sobre todo la nostalgia, huyo de aquellos para quienes el pasado, conocido y seguro, es algo no sólo para preservado, sino imitado a cualquier costo.

“Creo en nuestra identidad como algo que debe ser inventado y recreado todos los días …. no un legado” Enrique Norten.

“Cuando nosotros hablamos de ballenas azules saltando en el aire, otros piensan en cetáceos.  Nosotros, sin embargo, pensamos en 30 toneladas suspendidas en el aire, nunca hallaremos la arquitectura en una enciclopedia. Nuestra arquitectura se encuentra allí donde los pensamientos se mueven más de prisa que las manos al pretender atraparla …..” Wolf Prix.

Por último, quiero resaltar el hecho que definitivamente en México y especialmente en Puebla, sí se ha hecho arquitectura de vanguardia. Claro que si nos enfocamos en su debido tiempo el edificio construido en 1910 en Francia y traído al centro histórico poblano (2 norte y 2 oriente) claro representante del Art Nouveau y que hasta la fecha el único representante de este estilo en la Angelópolis. Fue en su tiempo el edificio más vanguardista de principios del siglo 20 no sólo en Puebla sino de gran parte de república, fabricado en Francia y armado aquí. ¡El proceso constructivo fue único e innovador!

Sin más, que puedo decir de la obra de grandes arquitectos como Everardo Morales Pardo o Mario Bautista y otros dignos representantes del movimiento moderno desembarcado en nuestra ciudad.  Agusto H. Álvarez diseñaría algunos ejemplos en la parte alta de La Paz. La lista es larga y poco el espacio para hacer más remembranzas de vanguardia en Puebla.

Toda esta pasión que me mueve diariamente a transgredido el campo de la arquitectura, es el diseño de mobiliario y luminarias especiales donde mis propuestas son el resultado de la incansable investigación y experimentación de la forma plástica y de los materiales que le dan carácter y sentido. Con esto quiero decir que estoy incursionando en campo complejo del diseño interior; sin embargo, es un proceso que habla del mejor de los conceptos de diseño:  el detalle.

Actualmente en nuestra oficina estamos trabajando con metales no ferrosos, plásticos maquinables, resinas poliéster, resinas epoxicas, fibra de carbono y etc. que se proponen desde espacios arquitectónicos hasta un escritorio, una mesa y hasta mejorar las reflectancias de lámparas diseñadas por uno mismo.

Comparte:

You May Also Like

Leave a Reply