SEARCH

EL AGUA (POTABLE) EN LOS ESPACIOS PÚBLICOS

EL AGUA (POTABLE) EN LOS ESPACIOS PÚBLICOS

Dra. Emma R. Morales

Mucho se ha escrito sobre la importancia del agua en el diseño de espacios públicos exitosos. En años recientes, intervenciones importantes de mejoramiento de parques y plazas han incluido fuentes, espejos de agua y otros elementos que contribuyen a convertirlos en lugares más lúdicos, más estéticamente agradables y contribuyen al mejoramiento de las condiciones de temperatura en zonas muy calurosas.

Sin embargo, en estos esfuerzos de llevar agua a los espacios públicos, se ha dejado de lado una necesidad básica: la del agua potable.

En las últimas décadas, la presencia de fuentes, pozos y bebederos de uso público han ido disminuyendo al ritmo que la comercialización de agua embotellada ha ido incrementando.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (2016), “el agua salubre y fácilmente accesible es importante para la salud pública, ya sea que se utilice para beber, para uso doméstico, para producir alimentos o para fines recreativos […] En 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció explícitamente el derecho humano al abastecimiento de agua y al saneamiento. Todas las personas tienen derecho a disponer de forma continuada de agua suficiente, salubre, físicamente accesible, asequible y de una calidad aceptable, para uso personal y doméstico” (OMS, 2016).

Por lo tanto, la dotación de agua potable en los espacios públicos, debería verse como un principio básico de diseño. De acuerdo a WeTap (2016), una organización que contribuye a la difusión de ubicaciones de bebederos públicos y a la medición de la calidad del agua, considera que la presencia de bebederos y fuentes con agua potable “fortalecen a las comunidades, contribuyen a los programas para reducir obesidad infantil y diabetes, además de educar al público sobre los beneficios del agua potable municipal”. Organismos como éste, ponen en manifiesto la importancia de que los espacios públicos sean espacios que reconozcan los derechos humanos fundamentales. En años recientes, algunas ciudades mexicanas han ido incorporando bebederos en parques importantes. Sin embargo, como varias de estas iniciativas están limitadas a la participación de compañías privadas dispuestas a cubrir los costos a cambio de espacios para publicidad, la implementación no se ha logrado en tiempo y en algunos casos se ha dejado a un lado. Si bien, es fundamental contar con estrategias creativas e innovadoras para que desde la iniciativa pública y privada se logre un objetivo común, no debemos olvidar la función social del espacio público y cómo contribuye a mejorar el conjunto de la ciudad y las relaciones entre todos los que habitamos en ella.

Comparte:

You May Also Like

Leave a Reply